BLACK FRIDAY 20% HASTA EL 30 DE NOVIEMBRE

Qué debes saber antes de iniciarte en el baile flamenco


Como suele decirse “cada maestrillo tiene su librillo”, y mi experiencia después de muchos años dedicada a la enseñanza  de este arte, me dice que es importante conocer un poquito qué es lo que deberías aprender en tus primeras clases de baile Flamenco.

Estudié magisterio musical para que mis padres "respiraran" tranquilos y me dejaran bailar, pero pronto descubrí que mi carrera me gustaba mucho más de lo que creía en un principio, y se convirtió en una herramienta clave en mi futuro como profesora de baile flamenco.

Durante la realización de las prácticas en el colegio “Los Escolapios” en Granada, supe que  mi vocación era la enseñanza, aunque me decidiera en un principio por bailar, solo quería ensayar, viajar y ver teatros nuevos y retos diferentes. A la misma vez compaginaba la vida de bailaora con la de profesora de Flamenco, y tenía claro que muchas cosas de las que había aprendido en mis estudios de magisterio me valdrían para llegar más al alumno. A través de la pedagogía pude sacar de cada alumno su personalidad y un sello propio.  Dedicar tiempo a cada persona fue fundamental para conseguir esto, aunque tuviera una clase algo numerosa,  sobre todo me gusta sentir que disfrutan, ese es el objetivo que busco en mis clases.

El baile flamenco no es una danza fácil, ya que se alimenta de muchos patrones rítmicos, dentro de un amplio abanico de palos, y cada uno de ellos se realizan con movimientos diferentes, es por esto, que en un principio lo más importante que se debe enseñar son las primeras nociones de "dinámica de compás", paseos por el espacio al ritmo de la soleá, la seguiriya, los tangos etc... , esquemas de ritmo y juegos con los diferentes tiempos. Una vez tengamos un poquito de conocimiento en esta materia, nos dispondremos a la colocación del cuerpo, tan importante para el zapateado y el braceo que veremos a continuación.

A lo largo de mi carrera he tenido alumnas que me decían que se cansaban de "punta y tacón", y me hacían pensar... “que raro, pero si el baile flamenco es eso también”, sin embargo de lo que no era consciente en aquel momento es de que existe una técnica que debe aplicarse para que el alumno empiece a pisar correctamente. 

Me puse mis primeros zapatos de baile siendo muy pequeñita, así que, casi aprendí a andar y bailar a la misma vez, pero para las personas que empiezan más tarde debemos enseñarle una técnica básica, si no es así, no podrán realizar el “zapateado” que le estamos pidiendo y sufrirán un largo camino hasta conseguirlo. Es por esto que en segundo lugar es bueno recibir unas buenas clases de técnica en el pisado, antes de cualquier coreografía y bailes concretos, de esta manera podrán ser luego más libres.  

Una vez el alumno tenga muy claro los principales palos del flamenco, sepa hacer compás, y pise correctamente, daremos paso a la coreografía. 

Me gustaría que esto quedara claro, porque me he encontrado en mis clases, alumnos que llevaban bailando muchos años, y aún no sabían lo que era una simple “patá” por tangos, y sin embargo sabían más de una coreografía por ese mismo palo, y pienso que el saber las estructuras de los bailes y el lenguaje del flamenco es muy importante para conseguir ser buenos aficionados, y que ellos luego investiguen por sí mismos cuando vean algún vídeo o actuación de baile, cante o guitarra. 

Otra cosa importante es “el braceo” ya que es también una tarea difícil para llegar a tener una buena técnica. En este aspecto es muy  importante el movimiento libre de los hombros, los codos deben ir al cielo, el movimiento redondo y a ambos lados de las muñecas. Con diferentes tablas de brazos llegará un momento en el que lo haga sin pensar y lo pueda acoplar al movimiento de los pies, caderas y cintura, llegar a un movimiento homogéneo de todo el cuerpo y poder conseguir la máxima expresión.

Estos serían los tres puntos básicos que debemos aprender antes de volvernos locos con coreografías y montajes. Como se dice “ la casa hay que empezarla por el suelo y no por el tejado”. Siguiendo estos pasos previos, el alumno va a despertar y desarrollar una mayor afición, tendrán un mayor conocimiento de lo que hace y disfrutará mucho más. 

Espero que a alguien le sirvan estos consejos, que como siempre desde mi humilde opinión pongo en vuestro conocimiento.





4 comentarios


  • Lídia Valle.

    Gracias por vuestros comentarios, es un placer, como es un placer la música que nos une y la pasión que nos alimenta. Besos.


  • M Carmen Cáliz

    Se nota que eres maestra


  • Nora

    Genial y muy acertados tus consejos. Ay!!! Si te tuviera más cerquita!!👏😘


  • Irene Marin

    Gracias por compartir tus conocimientos como bailaora y como docente.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados