BLACK FRIDAY 20% HASTA EL 30 DE NOVIEMBRE

Sobre nosotros


¿Te cuento mi historia?

 Mi nombre es Lidia Valle, y me gustaría contarte como llegué a la conclusión de que las flamencas necesitábamos un espacio como FlamencoPasión.

 Nací en Morón de la frontera (Sevilla), tierra flamenca por antonomasia y creadora durante la época dorada del flamenco de un particular y admirado estilo en la guitarra flamenca "el toque de Morón". Cuna de grandes artistas como el grandisimo Diego del Gastor, Joselero, Dieguito de Morón etc... Fue allí, en mi querido pueblo dónde di mis primeros pasos, y de la mano de mi padre, bebí de las fuentes más puras de mi tierra, a quien le doy las gracias por tan valioso legado. No cabe duda que ahí empezó todo. Al llegar mi adolescencia nos trasladamos toda la familia a vivir a Granada, donde seguí formándome en la disciplina que me apasionó desde pequeña dentro de este mundo, “el baile”.

Cada cierto tiempo mis padres me llevaban a Sevilla para seguir afianzando mi aprendizaje, recibiendo clases de los mejores maestros de la época, y aprovechábamos para empaparnos de todo lo relacionado con el Flamenco que nos ofrecía siempre la maravillosa Sevilla. Me ponía como loca a buscar flores, peinas, mantones y todos los complementos necesarios para mis estudios y mis primeras actuaciones en tablaos.

Por aquel entonces en Sevilla sólo existían tiendas de souvenirs y algunas de danza española y no encontrabas tiendas especializadas donde poder hacerme mi vestido soñado, donde encontrar una flor bonita para bailar o unas medias de red, tenías que buscar mucho, y claro para mí era frustrante, ya que pensaba que encontraría todo allí. Siempre eché de menos un lugar donde encontrarlo todo, y nació en mí la necesidad de crear algo, nunca sabía que ...pero algo necesitaba desarrollar y hacer... y después de mucho viajar bailando, impartiendo clases, estudiando y viviendo en Sevilla...me decidí por abrir este rinconcito tan bonito en la Plaza del Pan.

Es un sitio muy especial y donde vivimos momentos tan mágicos y situaciones tan flamencas... que no podría explicarlo con palabras. Con la ayuda de mi equipo especializado y muy bien formado, nos dedicamos a darle forma a todo lo que huele a flamenco. Yo empecé con mucho miedo, pero como mi mundo ha estado siempre entre volantes, colores, tejidos, cancanes, mantones, mantoncillos y cambios rápidos, es una tarea muy divertida y nada difícil. Siempre me dejo asesorar por mi equipo de patronaje y modistas, y como no, mi encargada de tienda, ellas son mis artistas y las artífices de que mi sueño siga creciendo y desde aquí aprovecho para darle mil gracias por su profesionalidad y apoyo incondicional.

Ahora damos un pasito más y os mostramos nuestra tienda on-line, ya que después de cinco años de demanda por facebook, teléfono y correos, nos sentimos con la responsabilidad de ofrecer para atender a nuestras clientas que no pueden visitarnos físicamente.

Espero que os guste, y como siempre en nuestra venta de calidad, lo más importante eres tú. Nosotros hemos llegado hasta aquí gracias a ti, y queremos seguir aprendiendo, disfrutando y ofreciéndote todo lo que necesites.

Muchas gracias por vuestra confianza y os envío un fuerte abrazo flamencas.